Categoría: Fobia Social

¿Que es la fobia social?

¿Qué es la fobia social?

La ansiedad social es normal e incluso útil porque es una motivación adaptativa que permite a los seres humanos comportarse adecuadamente ante relaciones interpersonales nuevas o importantes. Sin embargo, cuando la ansiedad es muy intensa, no guarda relación con la realidad del temor experimentado o no acaba por extinguirse tras unos minutos de interacción o tras la exposición repetida a situaciones sociales, adquiere una significación clínica porque interfiere negativamente en la vida cotidiana de la persona afectada (Echeburúa 1993)

Las fobias sociales pueden estar referidas a estímulos muy específicos (comer, beber, hablar en público, etc…) o presentarse de forma generalizada ante diversas situaciones sociales (iniciar y mantener conversaciones, participar en pequeños grupos, asistir a fiestas, tener citas, etc…)

Su principal característica:

La característica principal de la Fobia social es el miedo marcado y persistente que aparece en situaciones sociales interactivas o de ejecución ante desconocidos o cuando es posible ser sometido a escrutinio. La exposición a estas situaciones provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una circunstancia determinada. El sujeto reconoce asimismo que el miedo es excesivo e irracional, pero sin poder controlarlo, lo cual desembocará en la evitación de estas interacciones sociales o el tener que soportarlas a costa de una intensa ansiedad en el momento, o más frecuentemente mediante el padecer anticipatorio característico del fóbico (ansiedad anticipatoria). Todas estas manifestaciones comportan un malestar clínico significativo e interfieren de forma acusada en su actividad académica, laboral, familiar y social.

Principales Síntomas:

Los síntomas psicofisiológicos que suelen estar presentes en la fobia social son la sudoración, el temblor, la taquicardia y, especialmente el rubor facial (Amies, Gelder y Shaw, 1983). Se trata de síntomas visibles y abiertos a la observación de los demás. Los pacientes tienden a percibirlos como señales de incapacidad, y en último término de falta de valía personal, lo que les lleva a una devaluación de su estima personal. No es por ello casual, que en muchas ocasiones sean estos síntomas fisiológicos los que el paciente considere su problema principal.

Los síntomas conductuales más característicos son la presencia de conductas de escape y evitación, así como la tendencia al aislamiento social. Sin embargo, la evitación puede ser más sutil que en otras fobias y caracterizarse por un comportamiento pasivo en las situaciones sociales. Rehuir la mirada, evitar iniciativas en el terreno social, quedarse en silencio, etc., son ejemplos de tales conductas.

Los síntomas cognitivos giran alrededor del miedo exagerado a la desaprobación y las críticas. Este temor puede estar referido a la aceptación social global, al establecimiento de relaciones íntimas, a la relación con personas de autoridad o a la realización de tareas delante de otras personas (Butler,1989). Ese miedo es el que diferencia fundamentalmente la ansiedad social de otras ansiedades fóbicas. En la fobia simple, por ejemplo, la persona puede sentir amenazada su integridad física (miedo a herirse, a caerse, a sufrir un ataque al corazón, etc.); en la fobia social, por el contrario, la persona ve amenazada su propia autoestima e integridad psicológica.

 

Juan M. Lozano Fdez

Psicólogo

Col. 22267

Mindfulness y TREC

Compartimos con todos vosotros este interesante artículo de Frances Sorribes, codirector del Institut RET de BCN, en él …

LA IMPORTANCIA DE LA “AUTOCHARLA”

“No son las cosas las que nos perturban, sino nuestra visión de ellas”                               …

CUANDO CONFUNDIMOS DESEO CON NECESIDAD

“Necesito su amor y aprobación” Uno de los principales errores que solemos cometer los humanos es la de confundir el …