Categoría: Crecimiento Personal

Mindfulness y TREC

Compartimos con todos vosotros este interesante artículo de Frances Sorribes, codirector del Institut RET de BCN, en él nos explica las similitudes y diferencias entre el Mindfulness y la TREC, desde mentesalud estamos seguro de que disfrutaran de su lectura.

 

El mindfulness y la TREC

Francesc Sorribes

Tal y como dice Kabat-Zinn, mindfulness o atención plena es “la conciencia que surge como resultado de centrar la atención en el momento presente y sin valorar las experiencias desarrolladas momento a momento”.

El objetivo es la percepción del momento presente, del aquí y del ahora, sin evaluaciones, ni juicios al respecto. Implica una atención a las sensaciones, pensamientos y emociones, sin añadir juicios o valoraciones al respecto.

“Sólo amanece el día para el que estamos despiertos”
Henri David Thoreau

Es decir, yo puedo estar subiendo en un avión y empezar a experimentar sensaciones desagradables, palpitaciones, pensar que el avión se va a estrellar, y atender a señales de alarma como las caras de susto de la gente, de los profesionales de cabina o mirar piezas del avión que creo estar dañadas. Según el mindfulness, si yo suspenso mi juicio sobre estas sensaciones, pensamientos y señales, y me concentro en el presente, en observar todo lo que experimento en ese momento, en la respiración, sin añadir evaluaciones del tipo “¡me voy a morir! ¡El avión se va a caer!” y me concentro solamente en observar mis pensamientos, mis sentimientos y sensaciones, como si fuera una película y atender a mi respiración, lo más probable que suceda es que me empiece a relajar y atienda a otras señales y sensaciones por ahora desapercibidas.

Por tanto, el mindfulness se centra principalmente en dos aspectos básicos:

– La suspensión del juicio o evaluación puede conducirnos a fluir más con el momento presente y por tanto eliminar toda anticipación ansiosa del futuro. Tiene que ver con usar una conciencia no evaluativa, un yo observador (metacognición)
– Atender plenamente a todas las experiencias, sensaciones y emociones (conciencia interoceptiva)

Si logro centrarme en estos dos aspectos, probablemente dejaré de estar estresado y ansioso por múltiples aspectos de la vida cotidiana, y podré disfrutar plenamente de las cosas presentes.

Considera que si tenemos conciencia plena, podremos atender a nuevas cosas y desarrollar cambios de actitud ante la vida.

La TREC mantiene ciertas similitudes y diferencias respecto al mindfulness:

– La TREC no está completamente de acuerdo con suspender el juicio del todo, sino en cambiar la evaluación irracional por la racional. Entiende que la evaluación racional es constructiva y nos ayuda a conseguir nuestros objetivos y ser más felices. No cae en el radicalismo, como en el budismo zen, de eliminar el deseo sino más bien en eliminar la exigencia o falsa necesidad.
– La TREC contempla el mindfulness como una forma de meditar o de distracción cognitiva.
– El mindfluness entiende que cultivar la paciencia, la quietud, la pasividad, son valores buenos y nos ayudan a tener una vida con conciencia plena en el presente. No obstante, la TREC contempla más estar fluyendo o absorto en la acción que estar parado observando. Promueve una actitud de tolerancia a la frustración para metas a medio y largo plazo, y te ayuda a perseguir activamente tus objetivos personales.
– La mente de principiante que señala Kabat-Zinn permite que exploremos el mundo y las cosas con la mente vacía, sin conceptos previos o prejuicios. La TREC añade la mente crítica o flexible con nosotros mismos, es decir, estar siempre revisando y comprobando nuestras hipótesis previas y no ir con verdades “absolutas”.
– El mindfulness se basa en usar el conocimiento intuitivo y no racional. La TREC no está muy de acuerdo en ello porque la intuición es un conocimiento supersticioso y hay que ir con mucho cuidado y no considerarlo como “absoluto o sagrado”. La TREC está más a favor de usar un conocimiento racional e intencional para la acción, aunque en ocasiones puede dejarse llevar por la intuición.
– El mindfulness se centra que la acción viene de la no-acción, es decir, no forzar las cosas o buscar la espontaneidad. No contempla el esfuerzo como algo positivo sino como contraproducente. En cambio, la TREC entiende que el esfuerzo no es dañino si está bien dirigido, sino que lo que nos perjudica es la actitud obsesiva-compulsiva de la acción.
– El mindfulness también contempla la aceptación, es decir, el ver las cosas tal como son ahora. Y en eso la TREC está de acuerdo en parte, promoviendo la autoaceptación incondicional de uno mismo, de los demás y de la vida. No obstante, también busca promover activamente el cambio viendo las cosas que sí puede cambiar de la realidad.
– Por último, el mindfulness, se centra en “soltarse”, en no aferrarse a las cosas, en el desapego. En cambio, la TREC considera la disputa de las exigencias y falsas necesidades como la manera de desapegarse de las cosas.

Por tanto, la metodología del mindfulness a diferencia de la TREC y otras terapias cognitivo-conductuales, es que no busca el cambio directo de pensamiento, ni positivo ni racional, sino aumentar la conciencia, nuestro yo observador, atendiendo plenamente al momento presente y experimentando nuevas sensaciones. De esta forma, al cambiar la atención y percepción de las cosas sugiere que habrá un cambio cognitivo o de valores.

En cambio, la TREC sostiene que, aunque pueda haber un cambio de pensamiento mediante el mindfulness y en ocasiones puede funcionar adecuadamente, considera que el cambio profundo y duradero vendrá dado por un cambio en el sistema de creencias.

Por esta razón, puede usar el mindfulness de diferentes maneras:
– Para ayudarles a enseñar la conexión entre su pensamiento y su sentimiento, haciéndoles consciente o que observen lo que está experimentando corporalmente cuando se está diciendo a sí mismo pensamientos irracionales.
– Lo pueden usar Junto con la disputa activa y enérgica de las creencias irracionales, que sientan la diferencia en lo que están experimentado cuando mantiene creencias irracionales y cuando mantiene creencias racionales, y eso puede motivarles al cambio.
– Ayudarles a aumentar su tolerancia a la frustración a sensaciones de incomodidad, como por ejemplo, a la propia ansiedad. Cuando son plenamente conscientes que pueden soportar estas sensaciones, su incomodidad disminuye.
– y también usarla como una técnica de distracción o relajación, que permite que no se centren en sus deberías y falsas necesidades.

En resumen, la TREC contempla el uso del mindfulness en psicoterapia como una técnica experiencial o método de distracción que puede ayudarnos en el cambio del sistema de creencias pero no como un método único.

Publicado por Institut RET Barcelona

Aceptación Incondicional Versus Autoestima

ACEPTACIÓN INCONDICIONAL   VS    AUTOESTIMA

 

( windy dryden )

 

Normalmente cuando tendemos a menospreciarnos en situaciones concretas o generales tendemos a decir que sufrimos de baja autoestima. Ésta se definiría como el hecho de calificar el propio “SER” en función de una cosa: una conducta, un pensamiento, una emoción, una parte del cuerpo, una pertinencia, etc. Aquí es dónde radica el problema, no puedes evaluarte a ti mismo de manera justa en función de una cosa, sabiendo que el “SER” es extremadamente complejo y en constante cambio.

 

Cuando tienes baja autoestima, estás otorgando sistemáticamente a tu “SER”, sumamente complejo y en constante cambio, una calificación global negativa. Como calificarte negativamente de “estúpido, inepto, tonto” por haber fracasado en una tarea importante o haber conseguido la desaprobación de alguien significativo para ti. El hecho de equivocarse ¿Cómo convierte a alguien a ser totalmente estúpido y que está además condenado a actuar así el resto de sus días?

 

Tampoco la solución no está en darte una calificación global positiva y decirte que eres “bueno, superior o mejor” que otros, porque entonces tendrías alta autoestima y eso no te haría mucho bien. La alta autoestima es un arma de doble filo, porque cuando te des cuenta de que haces mal una cosa, te despreciarás por las mismas razones por las que te alabaste. Así que si me digo que soy bueno porque hago las cosas bien, me diré que soy un inútil cuando las haga mal, y mi alta autoestima pasará a ser baja autoestima.

 

Por lo tanto, la solución cuando te desprecias es la autoaceptación  incondicional. Ésta se basa en 11 principios:

 

 

  1. Como ser humano no puedes tener una sola evaluación, pero sí puedes evaluar las diferentes partes de ti, al igual que las cosas que te ocurren.

 

  1. Como ser humano, tu esencia está en equivocarte y en ser único.

 

  1. Eres igual que otros seres humanos en términos de humanidad compartida, pero distinto en muchos aspectos concretos.

 

  1. Cuando te aceptas incondicionalmente, piensas mejor y evitas la generalización.

 

  1. Aceptarte incondicionalmente está íntimamente ligado a un pensamiento flexible acerca de ti.

 

  1. Cuando te aceptas incondicionalmente, tus emociones son adaptativas y tu comportamiento es constructivo.

 

  1. Si aún quieres calificarte, juzgarte ante circunstancias que no cambian en la vida, piensa en ti como alguien que VALE la pena porque eres humano, estás vivo, eres único, y estás en constante cambio y mejora.

 

  1. La aceptación incondicional de uno mismo fomenta la acción constructiva, No a la resignación.

 

  1. Puedes a aprender a aceptarte incondicionalmente, pero nunca de manera constante ni perfecta.

 

  1. Asimilar la aceptación incondicional de uno mismo es difícil e implica trabajar duramente.

 

  1. Asimilar la aceptación incondicional requiere fuerza y energía.

 

 

Mª José Muñoz de León Gómez

Psicóloga. Colegiada 19.147

 

 

                                                Leer más

Mindfulness y TREC

Compartimos con todos vosotros este interesante artículo de Frances Sorribes, codirector del Institut RET de BCN, en él …

LA IMPORTANCIA DE LA “AUTOCHARLA”

“No son las cosas las que nos perturban, sino nuestra visión de ellas”                               …

CUANDO CONFUNDIMOS DESEO CON NECESIDAD

“Necesito su amor y aprobación” Uno de los principales errores que solemos cometer los humanos es la de confundir el …